Café de Brasil

¿Sabías que Brasil es el primer productor mundial de café? Así es, ronda los 40-45 millones de sacos (60 kg por saco) anuales. De hecho, en este país, alrededor de 5 millones de personas viven directa o indirectamente del café.

Brasil no solo es el mayor productor de café del mundo con un 30% de producción mundial, sino que además es uno de los mayores consumidores de esta bebida. El café ocupa un lugar muy importante en la vida de los brasileños, que no dudan en ofrecerte un ‘cafezinho’ cuando visitas alguno de sus establecimientos, comercios o en las mismas viviendas, como cortesía social.

Cafe de Brasil

5 Características del Café de Brasil

El café de Brasil tiene unas características organolépticas que lo hacen especial:

  1. De manera habitual se trata de una bebida con un aroma mucho más intenso que los demás tipos.
  2. No tiene un cuerpo demasiado consistente, pero sí un sabor rico e intenso que se caracteriza por sus notas dulces.
  3. Este café no tiene demasiada acidez y esto es algo que marca su carácter.
  4. Los altos niveles de acidez suelen ir asociados a los grandes cafés, pero, pese a que se esté investigando bioquímicamente para aumentar su acidez, el hecho de que sea baja lo convierte en una bebida única y que deleita todos los paladares de los amantes de esta joya líquida.
  5. El café de Brasil corresponde a la variedad arábica y robusta, por ello predomina el sabor dulzón, similar a los cafés procedentes de África, aunque sin la acidez característica de estos.

Vrax Organico

3 datos que destacaríamos del Café Brasileño

  1. El café de Brasil se caracteriza por su aroma suave y fino y cuerpo alto.
  2. Un café de sabor achocolatado con notas de frutos secos y madera, en definitiva, un café que apetece tomar a cualquier hora.
  3. El café de Brasil posee más cuerpo que otros cafés americanos y su sabor y aroma dulce logran que sea un producto muy fácil de distinguir.

Vrax Organico

El Origen del Café do Brasil

La historia nos cuenta que el café llegó a Brasil por el norte del país hacia el año 1727, fue llevado desde la Guyana Francesa por el Sargento Francisco de Mello Palheta bajo demanda del gobernador de Maranhao y Gran Para, ya que en esa época el café poseía un gran valor comercial.Consiguiendo la confianza de la mujer del gobernador de Cayena, capital de la Guyana Francesa, Palheta transportó una pequeña cantidad de granos de café arábicos de forma clandestina y debido a las condiciones climáticas altamente favorables, el cultivo del café se extendió rápidamente.

En su recorrido por Brasil, el café paso por Bahia, Rio de Janeiro, Maranhao, Sao Paulo, Parana y Minas Gerais, pasando en un espacio de tiempo relativamente corto de ser un producto secundario a producto base de la economía del país.

Vrax Organico

Más sobre la historia del Café Brasileño

La caída de la actividad minera en Minas Geray a finales del siglo XVIII lleva a los brasileños a una reorientación de su economía hacia la agricultura. Desde entonces, la región de Rio de Janeiro se convertirá en la principal fuente de producción de café. La apertura de nuevos mercados, representados por las antiguas colonias inglesas de América del Norte, estimula la producción de café. En los años 1821-1825 y 1846-1503 la importancia de los cafés en los materiales exportados se duplica, adelantando a sus competidores jamaicanos y cubanos.

En los años 1850, Brasil compensa la abolición de la trata de esclavos (que no se pondrá definitivamente en marcha hasta 1888) con el desarrollo de infraestructuras ferroviarias. El fin de la esclavitud decidido en 1850 lleva a Brasil a hacer venir en masa un gran número de emigrantes europeos y de Medio Oriente.Algunos compraran plantaciones y realizaran importantes inversiones en los puertos, carreteras, ciudades, vías férreas… Una burguesía, los “barones del café” emergerá en esta época.

La crisis de 1929 representará un punto de inflexión en la historia económica de la región. Para responder al problema de superproducción de café, el régimen va a destruir 78 millones de sacos entre 1931 y 1942 y enfocará sus esfuerzos en el proceso de industrialización. En este periodo el Estado Federal se hace cargo de la política de defensa del café, que hasta el momento había sido dirigido por las regiones productoras (principalmente Sao Paulo), y se dota de intuiciones cuyo papel es el de orientar la política cafetera, lo que conducirá, en 1952, a la creación del I.B.C (Instituto Brasileño del café).

La organización fijará la comercialización del café (precio mínimo al productor, precio mínimo a la exportación, fijación de un precio único a la consumición…) hasta su suspensión en 1990, provocada por la creciente liberalización de los mercados y el fin de los acuerdos internacionales sobre el café en 1989.

Desde entonces, las 19 sociedades brasileñas que existen exportan menos del 10% del café producido en el país, la mayoría de exportadores son ingleses o alemanes.

¡Comprar granel a lo tech!

Deja un comentario

0
MI CARRITO
  • No products in the cart.